“Venimos por la bola de puercos cobra cuotas”: el atemorizante mensaje del CJNG en Morelos

En las imágenes que circulan en redes sociales, se observan a cuatro sujetos fuertemente armados

Presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) anunciaron una limpia en el municipio de Axochiapan, Morelos.

En imágenes difundidas en redes sociales, aparecen cuatro hombres vestidos de negro, encapuchados y portando armas largas, en las que aseguran que limpiarán Morelos de extorsionadores, violadores y cobradores de cuotas.

Detrás de los sujetos armados se observa una manta en la que aseguran, “el asunto” no es con el pueblo de Axochiapan.

“Atención Pueblo de Axochiapan. El problema no es con Uds, dejenos trabajar trankilos empeso la limpia venimos por toda la vola de puercos. cobra cuota. rateros. violadores. secuestradores. alcones. los tenemos bien ubicados. Biros Sanches Tredy Funeraria a UD precidente Felix Sanches deja de apollar a toda esa vola de lacras. ATTE CJNG” (Sic).

Hasta el momento, ni las autoridades municipales o estatales se han pronunciado al respecto.

Narcomensaje de Axochiapan, Morelos.

La terrible amenaza del CJNG a comerciantes de Tepoztlán: pagan extorsiones o atentarán contra su integridad

Comerciantes del municipio de Tepoztlán, Morelos, denunciaron a través de las redes sociales que presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) comenzaron a extorsionarlos.

De acuerdo con las denuncias, los supuestos miembros del cártel encabezado por “El Mencho” realizan llamadas telefónicas a los locatarios para exigirles cierta cantidad de dinero a cambio de brindarles protección, de lo contrario atentarán contra su integridad o la de su familia.

En la denuncia colocada en las redes sociales, los afectados escribieron: “Varios negocios de nuestro pueblo Tepoztlán recibieron llamadas de extorsión (…) Les ofrecen seguridad de parte del jefe de plaza del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) un señor Alberto Bravo Barragán” (sic).

Los comerciantes pidieron que todos aquellos que han recibido estas llamadas realicen una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado de Morelos. “Se exhorta a la población a no dejarse sorprender y denunciar estos números vía Whatsapp de la Unidad Especializada Contra el Secuestro (UECS) al número (777) 4538343”.

Extorsión, amenazas y violencia: los cárteles mexicanos se han apoderado de las redes sociales

Cuando el expresidente Felipe Calderón declaró la “guerra contra el narco” en 2016, el uso de las redes sociales aún no había explotado. Trece años después, estas plataformas tienen gran influencia.

Conforme se intensificaba la guerra contra los narcotraficantes y se generalizaba el uso de las redes sociales, los cárteles y sus integrantes aprendieron a utilizar las plataformas como herramientas de intimidación, extorsión y propaganda.

Actualmente, los grupos criminales comparten publicaciones y videos para mandar mensajes de terror a sus enemigos, reclutar a miembros o extorsionar.

Las nuevas plataformas globales permiten a los cárteles extender fácilmente su alcance a través de las fronteras.

En marzo de 2017, la madre de Mariana la llamó para decirle que miembros de un cártel tenían secuestrado a su hermano Roberto de 27 años.

Dos días después de la llamada de su madre, Mariana, que vivía en Oregon, recibió un mensaje por Facebook en el que le decían: «Su hermano ya no va a llegar, señorita».

Roberto y Mariana eran muy cercanos, así lo reporta el portal Desert Sun quienes documentaron el caso. Mariana antes de vivir en los Estados Unidos vendía ropa en un mercado del estado de Guerrero, en donde era extorsionada por criminales, tenía que entregarles parte de sus ganancias para que no le hicieran nada.

En 2015 se fue de Guerrero y buscó asilo en los EEUU, el único contacto que tenía con su hermano desde entonces era por WhatsApp. Los dos compartían fotos, vidos, mensajes, justo un día antes de saberlo secuestrado, él le había enviado fotos de sus vacaciones en Acapulco.

En Guerrero, así como en todo el territorio nacional, los cárteles crean cuentas falsas y publican listas de “blancos” en Facebook, WhatsApp y Twitter, usando alías, un lenguaje altisonante y, regularmente, con faltas de ortografía.

También extorsionan a la gente, como hicieron a finales de noviembre, cuando las escuelas por todo el estado cerraron por un mes, después de que las organizaciones criminales amenazaron a los maestros a través de WhatsApp y demandaron que los instructores les entregaran una porción de sus aguinaldo.

Las personas han huido de sus casas , luego de que reciben amenazas desde cuentas de redes sociales; la gente ha aprendido a tomarse en serio estas amenazas.

El número de solicitantes de asilo mexicanos en los EEUU ha aumentado el doble desde el 2014, de acuerdo con el Centro de Intercambio de Información de Acceso Transaccional de la Universidad de Siracusa.

Las amenazas en medios sociales se están volviendo un tipo de evidencia cada vez más común, de acuerdo con Tania Núñez Amador, abogada de migración con sede en Culver City, California. Para sus clientes solicitantes de asilo mexicanos, la mayoría de los cuales son de Guerrero y Michoacán, las amenazas virtuales fueron frecuentemente “el punto de quiebre”.

Escena típica de las fotografías compartidas por grupos delincuenciales.

Los lineamientos de seguridad de Facebook prohíben usar la plataforma a personas o grupos involucrados en actividades violentas, como el terrorismo, tráfico de personas o el crimen organizado.

La empresa tiene aproximadamente 15.000 personas que revisan las publicaciones y remueven contenido que viola sus estándares, los moderadores verifican el contenido en más de 50 idiomas, sin embargo, no se tiene el dato de cuántos de ellos revisan las publicaciones de México.

La profesora en la Universidad Internacional A&M de Laredo, Texas, Nilda García, encontró que los cárteles usan desde videos de noticias y música acerca de los grupos hasta amenazas, tiroteos y ejecuciones, descuartizan e incluso cómo le sacan el corazón a supuestos integrantes de cárteles rivales.

Pero también ha habido casos como el la doctora María del Rosario Fuentes Rubio, que era administradora de las cuentas de Twitter y Facebook,«Valor por Tamaulipas», desde donde compartía información relacionada con la violencia y drogas; que en el 2014 fue “levantada” y posteriormente ejecutada.

Desde las mismas cuentas que administraba se publicó un mensaje: «No me queda mas que decirles que no cometan el mismo error que yo, no se gana nada, al contrario hoy me doy cuenta», escribieron sus captores en mayúsculas.

El mensaje final en su cuenta, de nuevo en mayúsculas, advertía a otros usuarios de Twitter que contribuyen a Valor para Tamaulipas: “Cierren sus cuentas no arriesguen a sus familias como lo hice yo, les pido perdón”. Después publicaron una foto de ella, muerta y ensangrentada.

En el caso de Mariana, la persona que amenazó a la familia con matar a su hermano, le dijo que de no pagar el rescate su Roberto sería ejecutado y descuartizado dejando las partes del cuerpo en bolsas negras.

Mariana pedía una prueba de vida pero nunca se la dieron. Luego recibió otro mensaje: «Que van a dejar libre a tu hermano pero que pagues», dijo el extorsionador. «Si no, lo matan».

“Voy a empezar a recolectar el dinero”, escribió ella. El extorsionador “le dio un ‘like’” a su mensaje. A pesar de sus dudas, Mariana y sus parientes en Oregón se esforzaron para reunir el rescate, de $3200 dólares.

A Roberto lo buscaron en Guerrero sin éxito. Su hermana no bloqueó la cuenta desde donde le mandaban mensajes por que tenía la esperanza de encontrarlo.

La familia pagó el rescate, pero luego no tuvieron más comunicación con el extorsionador. Dos semanas después la autoridades de México le informaron a la mamá de Mariana que habían encontrado el cuerpo de Roberto en partes, cuenta que el torso nunca lo encontraron.

Con información de INFOBAE.