El negocio de la desgracia en Morelos

La herida se encuentra aún abierta, la naturaleza decidió calendarizar el desastre como si celebrase haber devastado 32 años antes el mismo lugar.

Hoy, nuevamente vivimos el terror de la incertidumbre hacia las acciones de la naturaleza que no avisa, pero el hecho de que en la misma fecha se haya repetido un sismo con similares consecuencias nos hace presas de una fobia justificable.

Aquella mañana del 19 de septiembre de 1985, México se unió y sobrepasó por mucho al gobierno ayudando a la población afectada, nació la cultura de la Protección Civil.

Aquel mediodía del 19 de septiembre de 2017, México se unió y sobrepasó por mucho al gobierno ayudando a la población afectada, pero el Gobierno de la República ya se estaba preparado con el FONDEN para responder a la población con la reconstrucción. Grave error:

GRACO RAMÍREZ

El más agradecido de que haya sucedido esta desgracia fue precisamente el gobierno federal en turno y, en el caso de Morelos, Graco Ramírez no era la excepción, había llegado dinero fresco y prácticamente inauditable para la reconstrucción, si ya de por sí el tabasqueño se había hinchado los bolsillos con sus «magnánimas» obras como el Estadio «Coruco Díaz», esto venía a inyectar mayor capital a sus arcas personales, millones de pesos para operar el final de su administración y para dejar perfectamente «aceitada» la maquinaria que continuaría trabajando para él después del uno de octubre de 2018.

Graco Ramírez.

Hoy en día y después de dos años, se continúan cuantificando los damnificados que recibieron tarjetas sin fondos que utilizarían supuestamente para levantar sus casas destruídas, miles de personas defraudadas por el famoso FONDEN y por los cuates de Peña Nieto.

JOJUTLA

El Presidente de la República nuevamente observa a lo lejos a Jojutla (que fue la zona más afectada por el movimiento, por lo menos en el Estado de Morelos), anunciando nuevamente el apoyo para la reconstrucción para esta municipalidad, mientras que el alcalde de la localidad Juan Ángel Flores Bustamante (identificado como Graquista y hoy Presidente Municipal por el Movimiento Regeneración Nacional), paga promoción en Facebook para dar a conocer que está entregando casas a los damnificados, fiel al estilo de Graco.

Jojutla.

CUAUTLA

En Cuautla, el Palacio Municipal (que fue concebido como Casa Virreinal durante la colonia), sufrió múltiples fracturas haciéndolo inhabitable, un edificio que albergaba al Ayuntamiento local.

En tiempos de la administración 2006-2009, fue creada una pequeña Sala-Museo de la Revolución donde se mostraban algunas estatuillas, algunos cuadros con los hermanamientos de la heroica con distintas ciudades del extranjero, el manuscrito del Capitán Felipe Benicio Montero, un documento importante para conocer la verdad histórica y real del Sitio de Cuautla de 1812 (pues fue escrito precisamente en aquella época) y también se encontraba exhibida el acta de defunción de Emiliano Zapata y el libro que la contenía, pero a raíz del sismo y de lo inhabitable del Palacio Municipal, no se supo el paradero de estos objetos, es decir que, «alguien» los tomó aprovechándose de la desgracia ocurrida, siendo actualmente un debate entre los funcionarios de la administración del presidente municipal en funciones Jesús Corona Damián y los exfuncionarios de la administración del Ing. Raúl Tadeo Nava acusándose mutuamente sobre el paradero de estos objetos que, por desgracia, seguramente se encuentra ya en una colección privada, lo extraño es que esto sale a la luz a casi dos años del sismo y, si no fuera denunciado por sus familiares del Caudillo, muy posiblemente estos objetos hubieran sido totalmente olvidados.

En estos dos años de distancia, han colapsado dos inmuebles de la calle Galeana del Centro de Cuautla, esto debido a que el dictamen de afectación hecho por la Dirección de Protección Civil y Bomberos Municipal, de la que estaba enfrente el siempre tristemente célebre Víctor Manuel Araujo, esto  presumiblemente por actos de corrupción pues, nuevamente «alguien» evitó que esos inmuebles que también son antiquísimos fueran declarados como inhabitables para continuar en funcionamiento de una zapatería y de Modatelas, afortunadamente ambos inmuebles colpasaron durante la noche y no hubo pérdidas humanas que lamentar.

Palacio Municipal de Cuautla apuntalado con polines para sostener la estructura.

Estos son sólo algunos de los sucesos ruines que podemos contabilizar a raíz de ese fatídico sismo. No cabe duda, la clase política está podrida, la base del negocio es el dolor ajeno y lo inmundo e inhumano de su avaricia a costa del dolor ajeno lo corrobora, total: !EL PUEBLO QUE SE CHINGUE!